El Inbound Marketing es una de las tendencias del momento en el universo del marketing. Y razones para ello no le faltan, ya que se ha revelado como uno de los sistemas más eficaces para hacer branding, dar visibilidad a las marcas en Internet, atraer a los clientes potenciales de un modo no agresivo, fidelizar a los usuarios y, en definitiva, crear uncanal de captación propio para cada empresa.

Los elementos clave del Inbound Marketing

El concepto de inbound marketing fue acuñado en el 2006 por la empresa estadounidense de software HubSpot. El término surgía alrededor de una metodología centrada en la creación y publicación en Internet de contenidos de calidad con un objetivo muy concreto: generar un proceso de atracción de usuarios orientado a generar nuevo negocio para las empresas

En la práctica, el inbound marketing se compone de tres elementos esenciales:

Contenido de interés. Por una parte, requiere de la creación de contenido interesante (y si es posible de calidad) para aquella audiencia internauta a la que se desea atraer, y que constituirá la base para llevar a cabo las acciones posteriores.

Atracción de tráfico a nuestra página web o blog. En segundo lugar, el inbound marketing se compone de distintas tácticas de marketing online combinadas, que son las que terminan generando el efecto de atracción para captar a posteriori los datos personales de estos internautas. El uso combinado de distintas técnicas de Marketing para atraer tráfico hacia una página web se conoce como marketing de atracción.

Automatización del marketing. Por último, se procede a educar y acompañar al internauta mediante diversas interacciones automáticas basadas en su perfil y de su comportamiento a lo largo de su proceso de compra hasta que adopten (o no) la decisión de compra.

La construcción de una audiencia o un canal propio de captación de clientes potencialesCualquier empresa que quiere construir una marca —o bien reforzarla— tiene a su alcance un mercado de canales publicitarios que le permitirán darse a conocer. Desde Google, pasando por un periódico y acabando en una cadena de televisión, las compañías pueden alquilar espacios publicitarios en los que se agrupan las audiencias que les interesan.

Aunque tradicionalmente éste ha sido el método principal a través del cual la inmensa mayoría de empresas ha operado para dar visibilidad a sus marcas, lo cierto es que esta fórmula genera una gran dependencia de estos medios publicitarios. A medida que la competencia aumenta, los precios suben y los márgenes se erosionan, o bien, si estalla una crisis económica, se produce una disminución de la demanda, lo que hace que los precios para publicitarse caigan en picado.Sin embargo, desde hace algunos años existe una alternativa a la dependencia de los canales publicitarios tradicionales:la posibilidad de construir una audiencia o un canal de de captación propio de clientes potencial. Una circunstancia que obedece a diversos factores:

De aquellas empresas que han sido capaces de crear páginas web con un gran número de visitas, o que han conseguido un gran número de seguidores en sus canales sociales, podríamos decir que han optado por rebelarse contra los medio publicitarios de alquiler. En otras palabras, es posible afirmar que han conseguido un canal que les pertenece y que les puede acabar dando una independencia efectiva respecto a los canales de pago ajenos.

Pese a resultar muy atractivo para las empresas, no es fácil conseguir este propósito. Sin ir más lejos, el secretismo que rodea este tipo de construcciones es, precisamente, el principal escollo.

Aquí es donde entra en escena el inbound marketing. De hecho, ésta es la primera metodología sistematizada que permite la construcción de una audiencia o de un canal propio de atracción de oportunidades de negocio potenciales.

  1. automatizacion-marketing